21 noviembre 2012

¿BOTELLON INFANTIL?

REPARTIENDO VASOS DE CERVEZA A LOS NIÑOS
Foto tomada de Google

Como se aprecia en esta Foto, estaban REPARTIENDO VASOS DE CERVEZA a estos niños,, convencidos, de que era beneficioso el tomarla, incluso con tan corta edad.

En aquellos tiempos, había unas costumbres, con unos remedios caseros, que pasaban de madres a hijas, por ejemplo:
Cuando un Bebé lloraba mucho y no había forma de que callara, se le mojaba el chupete en aguardiente y se le daba.



El crío daba dos o tres chupetones  Y SE CALLABA, INCLUSO SE DORMÍA CON UNA BEATIFICA SONRISA.

Otro de esos remedios caseros, era para el dolor de barriga.
EL AGUARDIENTE DE PEPINO.-

Se colocaba una botella, en una mata de pepinos, para que el fruto (pepino) creciera dentro de la botella.

Una vez separado de la mata, se llenaba de aguardiente, se dejaba reposar un par de semanas y listo para  "curar".


                                   
¡Que te dolia la barriga!   ¡¡Hala!! a tomar un copazo de esa medicina. Estaba indicado para todas las edades.
Desde tiernos Infantes a Octogenarios.
No se si se le quitaba el dolor, pero todos sonreían.



                    Un alegre saludo y Gracias por dejar  tu comentario, que en esta ocasión contestaré a todos los que me dejeis.

                             manolo

67 comentarios:

  1. Yo conocía lo de mojar el chupete en leche condensada o en azúcar, pero en aguardiente...
    Quién sabe si eso les hizo fuertes. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Ligia, si no les izo fuertes, al menos le alegraron la vida

      Eliminar
  2. Es que antes eran sabios, jaja. La vida ha cambiado mucho, pero algunas de las cosas que ahora nos parecen geniales, dentro de unos años se criticará, si te parece nos quedamos para verlo y lo posteamos. Hoy estoy un poco payasete.

    ResponderEliminar
  3. Ester, no apuesto, porque no se en que moneda se podrá hacer dentro de ese tiempo que dices.
    Pero seguro que lo veremos, Total 50 años más o menos.....

    ResponderEliminar
  4. Los tiempos van cambiando y lo que antes se veía bien ahora se ve mal, igualmente ahora, pasará después con los años.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si, nos tacharan de retrogrado, por darles a los niños los alimentos actuales, y no, con lo bueno que estaban el quitarle el miajón a un bollo y rellenar el hueco, con azúcar y aceite, combinándolo con un vasito ( no muy pequeño ) de Vino Quina.

      Eliminar
  5. Por nuestras montañas el mejor reconstituyente, aconsejado por el médico, era un vasito de vino rancio, con azúcar y una yema de huevo en ayunas durante nueve días !!

    ResponderEliminar
  6. Amiga Trimbolera, tienes la suerte que donde vives, el mejor reconstituyente, es asomarse a esas montañas y respirar esos aires tan puros, que disfrutáis.
    Y el Sabio Consejo de ese Médico ( que me figuro que tiene ya una solera de años de experiencia de vivir la medicina ) son las mejores recetas y no las pastillas, comprimidos, capsulas, etc...

    ResponderEliminar
  7. Ahora dice el médico que todos los días un vaso de vino tinto.
    Y luego otros dicen que todos los días un vaso de vino te alcoholiza.

    manolo, ese aguardiente de pepino tiene que ser... no quiero ni pensarlo!!!
    Lo mismo está bueno, oye...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Lo del pepino, no se de donde lo sacaron, pero tenía que dar gustirrinin al beberlo, pues todos querían repetir.
    Y como era aguardiente de ese seco, cuando lo tomaba te dejaba sin respiración.

    ResponderEliminar
  9. Chupete en aguardiente? pobre niño¡ como no se iba a dormir...lo que no podría sería despertarse.
    cada maestrillo, tiene su librillo
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se despertaba, pero para volver a llorar, se acostumbró a la medicación y al parecer, tenía un lloriqueo crónico.

      Eliminar
  10. En esos tiempos las medicinas eran caseras
    , pasaban de una fallía a otra....me pregunto si eran más efectivas y no tenían contraindicaciones . Jején


    Me ha gustado tu entrada

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eran eficaces? Puede, si no curaban, tampoco harían daño, sino la cadena de transmisión, se hubiese cortado.
      Abrazo correspondido

      Eliminar
  11. Jajaja Manolo.
    que bueno¡ o sea, que el niño empinaba el chupete, en vez del codo...
    Ay¡
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mar, el pequeño se lo pasaba bomba y la madre, me figuro que no tiraría el resto de la copa.

      Eliminar
  12. Será por eso que actualmente hay tantos aficionados al"pirraque".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, los estudios cientificos sobre esta costumbre no se llegó a ninguna conclusión.

      No se puede decir creara adicción, ni que sirviera de vacuna, para rechazo posterior.

      Pero la copa de aguardiente en ayunas, era efectiva para matar el "gusanillo", como se decía.

      Eliminar
  13. Ahora sé por que me gusta la cervecita: es que mis maestros de guarderia eran unos artistas. ¿Y lo del chupete mojado en matalauva?
    Un saludo mi Oficial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una buena costumbre que se adquiere desde pequeño.
      A que notas que la Naturaleza te ha sentado bien con estos principios.

      Eliminar
  14. Botellón infantil... Nunca me lo había imaginado así Manolo, pero tienes razón menudas cogorzas se cogerian:))
    Yo recuerdo que mi madre nos daba un poco de vino dulce con una yema de huevo, no sé para que sería, pero yo lo odiaba:((
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, no dices si lo que odiabas era que le echara la yema.

      Es broma, manolo

      Eliminar
  15. No sabía nada de lo del aguardiente y el pepino.Yo recuerdo el chupete untado con azucar y ya para más mayores el aceite de ricino.Veo que has decorado tu "casa", me gusta ese cielo estrellado y esa "estrella especial" que brilla más que todas está genial.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del aguardiente y el pepino, es una costumbre muy antigua, aun puede verse en algunos lugares.

      Gracias por comentar que te gusta la cabecera que he puesto. La Estrella que más brilla, es mi queridisima esposa, que me aferro a creer, que me espera allá.

      Eliminar
  16. Me imagino lo contentos que se pondrían.....no hay más que ver cuando te encuentras alguna persona que ha tomado un acopa de más lo contenta que va!

    Yo no creo que esos remedios sean nada de bueno, es habituar a niños muy pequeños al consumo de alcohol.

    Besos.
    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno no creo que se hicieran adictos, por esto, era más bien poco lo del chupete.

      Luego existía también una costumbre, en familias, que era tomar una copa de aguardiente, en ayunas, que era, como se decía, "para matar el gusanillo". Yo las tomé cuando niño y afortunadamente, no me hicieron ningún efecto.



      Eliminar
  17. ¿Sabes que los remedios caseros a veces son mejores que todos los medicamentos del mudno? Mi madre siempre dice que cuantas menos porquerías farmaceúticas mejor y no le falta razón en algunos casos, porque éstas suelen hacer daño al estómago y además si se toman en exceso el cuerpo de acostumbra y ya no hacen efecto. Todo esto que te cuento me lo dice mi madre, que ya tiene una edad y que lo oyó de pequeña a su vez. Remedios de entonces son estos que nos cuentas y que se recetaban con inocencia, sin ver los efectos secundarios. Quizás ahora nos asustemos demasiado por todo, nos obsesiona cada cosa que comemos y que puede sentarnos mal por esto o aquello. Ejercicio, dieta, aconseja el médico, una y otra vez, medicinas, controles, fuera grasas, fuera vida sedentaria,... uffff.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, dile a tu madre que soy de su mismo parecer.

      Yo suelo medicarme, lo menos posible. En realidad los médicos me dicen, que tengo una salud de hierro. Como cuanto se me antoja, bebo moderadamente, me encanta los alimentos saladitos, (vamos, con gracia), no me tomo nunca la tensión,bueno, lo hicieron cuando me quitaron es puñetero cáncer de colon, que por cierto no me dieron ninguna medicación posterior a la operación, ni radio, ni quimio y eso que fue un bicho de 15 cms. y eran tres tipos de cancer en un solo tumor. ¡Ah! y por lo que iba, la tension muy bien, el colesterol estupendo, el azucar la que le echo al café,
      No se si fue por ese aguardiente mañanero que tomé cuando niño. Pero mal no me sentó.

      Eliminar
  18. Interesante tu blog Manolo, me alegra pasar por él.
    Las recetas, me han hecho reir, claro como los niños no iban a callar con lo bien colocados que quedaban...pobrecitos, pero bueno, seguro que eran más sanos que tanta química en mecicamentos que hoy se les da.

    Un abrazo Manolo e intentaré pasarme lo más posible por aquí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lore, Me vas a malear y me lo voy a creer. Aunque siempre le gusta a uno que le digan cosas bonitas.

      Bueno, yo sabía que tenías muy buen gusto y que por lo tanto, disfrutarías leyendome. NO, QUE ES BROMA.

      Me gustará mucho tenerte por esta tu casa y más aún, que esa amistad, se materialice, diciéndome, cuando veas algún fallo mio. Así podré corregirme.



      Eliminar
  19. Yo creo que muchos remedios caseros de verdad nos ayudan a sentirnos mejor. Lo que acá publicas nunca lo había escuchado! Por suerte esa costumbre queda en el pasado. Cariños para ti!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eran como dices remedios caseros, que al parecer daban resultados.
      Tambien hay que tener encuenta, que escaseaban otros rem,edios no casros
      Tambien, antes todo se arreglaba con un purgtante, bien de Agua de Carabaña o Aceite de Ricino.

      Eliminar
  20. Todo a base de alcohol, jajajaja. Bueno, la cerveza, por aquello de la cebada, no? Creo que hay remedios caseros muy buenos, a mi me gusta todo lo natural, a ser posible.

    Mis padres me emborracharon de bebé con sangría, fue la única noche que dormí. A ellos les dio remordimiento de conciencia, jijiji.

    Besotes Manolo.

    ResponderEliminar
  21. Te darían la sangría, por aquello de la fruta, pero claro, tu te tomaste también el caldo.
    Comparto tu despedida. manolo

    ResponderEliminar
  22. Esto de los remedios caseros tenia gracia. Y seguro que curaba. Vaya que si. O como dices alegría llevaban en cuerpo.
    Cuantas cosas no habremos tomado y tenían menos gracia:-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Así era Katy, si no curaban, alegraban el cuerpo.
    pero daño tampoco hacían.
    Comparto muy gustoso el abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Pues yo ya no conocí aquellos remedios alcohólicos, pero si el agua de Carabaña. Era repugnante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de cosas que nos hacían tomar, con las mejores intenciones, en aquellos años.

      Luego el envase del purgante llamado Agua de Carabaña, lo usaban en las tabernas, para poner el medio litro de vino (siempre blanco, no se conocia el tinto) con uno o dos vasos.
      Bienvenido ese abrazo

      Eliminar
  25. Lo del chupete mojado con aguardiente era un arma de doble filo, se callaba cuando se le daba, pero otras veces lloraba para que se le diera (los bebés aprenden enseguida).
    En cuanto al pepino dentro de la botella, siempre será mejor que lo del lagarto, que hay quien lo mete, y da un cierto repelús beber de ese liquido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lagarto, Lagarto. Cualquiera me hace que yo beba de ese licor de lagarto.

      Y José te intercambio tu abrazo por otro mio.

      Eliminar
  26. vayaaaa! con razón muchos se quedaron en el vicio y esta repercutiendo hasta nuestros días, jajaja

    muy buen post!!

    Un abrazo manolo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cookyta, más abajo te contesto, es que me lo he saltado. (Con tanto alñcohol

      Eliminar
  27. Respuestas
    1. Si que es algo hoy en día increible, eran otras mentalidades y se contaba con pocos medios.
      Gracias, por leerme desde Uruguay.

      Eliminar
  28. Cookyta, tanto repercutió ese vicio, que había un señor, muy respetable, solía sentarse en las mesas del Casino de su pueblo, con un Vaso grande de Agua y una copita de Aguardiente. Solo que en el Vaso Grande, le servían el Aguardiente y en la copita, el agua.
    Gracias por ese abrazo, que es muy bien recibido.

    ResponderEliminar
  29. jajajaja a nosotras mis padres en Navidades nos daban guindas en aguardiente, madre mia!!! ahora los meterian en la carcel por hacer eso y tambien recuerdo que cuando ibamos en mi pueblo al casino, pedian una cerveza para ellos y un tubito para nosotras y yo debia de tener 8.9 años. Será por eso que me gusta tanto la cervecita? ajajajaja, como cambian los tiempos!!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como cambian los tiempos ¿o las personas?

      Pero no nos hacía daño y estaba rico

      Manolo

      Eliminar
  30. Manolo te importaria que pusiera esta entrada en mi Blog?, pro supuesto nombrandote a ti y al tuyo, esque se que mucha gente que me visita va a flipar con esto. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes hacerlo y si quieres, no es necesario que me nombres.
      Saludos, manolo

      Eliminar
    2. Gracias Manolo me lo llevo, pasa si quieres por si te voy a nombrar jejeje. Besos

      Eliminar
  31. Siiii..yo me acuerdo del pepino dentro d la botella de aguardiente, en casa nunca faltaba....jajaja. que recuerdos Manolo.
    Gracias por compartirlos.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  32. Me alegra que disfruteis, con esos recuerdos, que no hacen daño a nadie
    Ni siquiera a los niños que lo tomabamos.

    ResponderEliminar
  33. No tenía ni idea de ewtas cosas tan curiosas, aunque sí me acuerdo del vino quinado, que danba ganas de coer, y de haber oído lo de darle al niño una miguita de pan mojada en vino. Pero lo del pepino, parece cosa de brujas...Qué divertida entrada.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra te guste esta Entrada.
      Es para mi muy alentador, de que una escritora reconocida, encuentre grato leerme.
      Correspondo a ese abrazo, recordando los que me distes cuando me visitaste en el Hospital.

      Eliminar
  34. Las buenas costumbres se han perdido ya!!!!!!!!, jajajaja. Lo del aguardiente de pepino no tenia ni idea. A mi no se lo que me darian, si aguardiente o cerveza, pero oye estoy la mar de bien jejejeje.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cosa que me alegra, el saber que estás bien, ¿también lo estás de salud?
      rrrrrrr con el gran afecto que te profeso.

      Eliminar
  35. Curioso lo que cuentas, como la Gata no conocía el aguardiente de pepino y no me parece mal, todos sabemos de las propiedades de las hierbas y el pepino vale para muchas cosas, es tonificante y refrescante. Había leche de pepinos para tratamiento del acné.

    ¿Sabes lo que más me ha gustado?,¡la cabecera de tu blog!, preciosa estrella la que brilla en tu cielo.

    Besos azules para ti, amigo especial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracis Airblue
      Gracias por haberte fijado en esa Estrella, que iluminó mi Vida durante 50 años, dándome tanto Amor y tanta Felicidad, como yo procuré darle lo mismo igualmente.

      Lo que no te has dado cuenta, es esa otra Estrella, es otra Estrella de gran brillo, que sobre sale de las demás, Una Estrella azul de Amistad, de esa Amistad, más que probada.
      Manolo

      Eliminar

  36. Un esplendido fin de semana te deseo, al calor de la familia y amigos que son el soporte que hacen posible que la vida continúe en armonía irradiando felicidad.

    Te doy un suave abrazo
    bajo la bruma del silencio,
    para hacerte llegar
    el roce del afecto.

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese Afecto, me llega no tan silencioso, sino con un Poema, lleno de una muy Buena Amistad.
      Ese calor de los amigos como tu, me hacen la Vida más Feliz, como tu misma dices.Gracias Mª Carmen.

      Eliminar
  37. Respuestas
    1. Correspondiendo a tu Saludo, te deseo lo mismo.

      Eliminar
  38. Así estaban los niños en esa época: "alelaos" del todo.
    Y luego dicen que los niños de ahora están muy espabilados...Lo que no están es borrachos con cuatro años.
    Vaya tela!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, chiquilla, que de verdad no estaban alelaos, lo que veían la Vida con más color.
      PROBESILLOS. En aquellos tiempos tenían esa mentalidad. sin ninguna maldad.

      Y Belén, que me ha gustado esa exclamación tuya de ¡Vaya Tela!

      Y con ese Vaya tela, con afecto, te saluda, manolo

      Eliminar
  39. Muy bueno lo que nos cuentas Manolo, la verdad es que cada vez que entro en tu blog paso un rato muy agradable. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepe, viniendo de ti, tiene doble valor.
      manolo

      Eliminar
  40. Hola Manolo.
    Cosas de aquellos tiempos.
    Me ha gustado este Post.
    Anda y culquiera no sonreiría con la pocima.
    Y perdona mi tardanza, estos días tengo muy poco tiempo.
    Un beso, Montserrat

    ResponderEliminar