18 febrero 2013

MAS MEMORIAS


SIRVIENDO A LA PATRIA

LOS QUE FORMABAMOS EL GRUPO
YO SOY EL 2º POR LA Izq. DE LOS QUE ESTAN DE PIE.

Había  dos  momentos  del Servicio Militar,  que los "Mozos" solían celebrar tomando unas copas.

El Primero era cuando el Sorteo,  que te podía tocar lejos de tu domicilio.
Como fui Voluntario  antes de mi edad, elegí Cuerpo del Ejercito  y  Localidad. por lo que me quedé en Sevilla.

El Segundo, era cuando Jurabas Bandera.
En aquel tiempo, no se invitaba a la Familia del Soldado, por lo que solo lo celebrabas con los Compañeros.

Yo lo hice con los que siempre estábamos unidos, antes de la Jura.  Pues luego cada uno iba a su Destino.
Una vez que terminó la Ceremonia, nos fuimos juntos (LOS DE LA FOTO)  a tomar unas copas y nos dio por irnos a una Localidad cercana a Sevilla.  Al bello Pueblo en la Ribera del Guadalquivir, llamado Coria del Río, para ello, cogimos el Tranvia.
FOTO  DEL TRANVÍA DE CORIA, COGIDA DE GOOGLE

Pero por el Puritanismo de la época, pasó ................ 

La Verdad es que íbamos un poquitín Alegres, estábamos contentos de dar hasta la última gota de nuestra sangre,  por la Patria, como se dice en el Juramento, si fuese necesario.

Y ya en el tranvía íbamos  de uniforme  y cantando cosas alegres,  sabiéndonos comportar,  Pero...
Una de las canciones no le gustó a un señor mayor,  que Hizo parar el tranvía en medio del campo y nos dijo que bajáramos.

Como vestíamos uniforme del Ejército del Aire y no sabíamos quien pudiera ser, que por su actitud, parecía militar obedecimos.

La canción era la siguiente:
AL MAESTRO DE LA ORQUESTA SE LE HA PERDIDO LA BATUTA ...  Y DONDE LA FUE A ENCONTRAR.........  EN UNA CASA DE....... ¡¡MUEBLES!!

Dijo que ofendía a las señoras que viajaban en el tranvía.
Y NO HE CAMBIADO NI UNA SOLA PALABRA DE LO QUE HE ESCRITO.

Pero ocurrió,  con las cosas que le pasan  a   manolo











24 comentarios:

  1. Historias de la mili, ja, ja... Yo recuerdo cuando le llevaba al que hoy es mi marido un tuperware con una tortilla al cuartel cuando iba a visitarlo los domingos... Abrazos

    ResponderEliminar
  2. La mili, no la he hecho y las personas cercanas que la hicieron hablaban poco de ella, así que me ha gustado leerte. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Que cosas¡ jejeje anécdotas de la mili
    También que mal, lo debieron de pasar algunos pobres soldados con las novatadas
    en fín¡
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Pues vaya con el hombre que puntillloso. Dile ahora a unos cuantos jovenes que molesten en el autobus que se bajen de él, capaces son de tirarte a ti por la ventanilla.
    Siempre me sabe a poco la entrada, creo que las deberias hacer mas largas jajajajaja.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja, que sieso el señor! Además pensó por las señoras, que seguro, ninguna dijo ni pío.

    Besotes Manolo!

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, hoy no se bajaría ni el tato. Menudo se la iban a liar al señor que se le ocurriese amonestar a alguien. Como cambia la historia y no hace tanto de esto.
    Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
  7. si no has cambiado ni una palabra de la canción...lo sucio está en la mente del que lo escucha.

    Espero que no os tocara andar demasiados kilómetros

    Besos.

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. No tiene fondo el saco de sus anécdotas, amigo Manolo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. me encantan tus anécdotas, no le veo nada de malo a la canción pero la gente y su mente cochambrosa es lo que puede cambiar el sentido de una frase....

    un abrazo manolo!!!

    ResponderEliminar
  10. Que cosas Manolo, esa era la mentalidad de antes, menos mal que los tiempos ha cambiado.
    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Jajajajaja que tiempos, yo soy un poco más joven que tu, tengo 54 años, pero me casé muy joven y el dia antes de la boda estabamos quies mi marido y yo en un bar ceebrando con amigos la despedida de solteros y nos dimos un beso, y que paso ????? que nos echaron del bar jajajajaja, que cosas por dios, al dia siguiente nos casabamos, no nos ibamos a besar???? Besos para ti

    ResponderEliminar
  13. jajjja, Manolo, tienes una gracia divina.

    Gracias por hacerme sonreir, de verdad.

    Besos, es increíble lo que cuentas, esta muy bien tu blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Que tiempos manolo,nos prohíbian demasiadas cosas. Sabes que Paco se libró de hacerla por excedentes de cupo??.Él no puede contar batallitas de mili:))
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Manolo esas cosa de la mili como otras de la vida pasada nuncas se olvidan, y son simpaticas, no tiene sentido que el señor rompiera algo que no dañaba, pero eran otros tiempos, ni lo de ante ni lo de ahora. Entre lo poco y lo mucho, hay un termino medio ¿si? eso es lo logico, pero la logica tampoco es posible ahora, vaya.
    Pero tu sigue siendo, tu, o por lo menos asi lo pienso. yo no fui a la mili, logico, pero estuve en una escula de oficicialia industria -asi se llamaba- unica en España de S.F. y tambien tenia lo suyo, en oto momento os cuento cosas jajjajaaa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola!! Acabamos de encontrar tu blog y te seguimos desde ahora! :D Ojalá que también te guste el nuestro!! Un abrazo fuerte! :)

    http://melodiasporescrito.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cosas no de la milicia sino de la época. ¡Qué mística y puritana era la España de entonces!!!! Te cuento algo: el aeronáutico hizo la milicia aérea universitaria en Burgos (allí nos conocimos), entonces era obligatorio usar guantes blancos de gala los domingos. Un día tomando un café estábamos cogidos de la mano y sin guante, la que armó un indivíduo, que ni idea de quien podía ser, fue de órdago, hubo palabras de todo tipo,hasta que salimos de allí disparados.

      Son cosas de la represión, Manolo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. ¡¡Qué tiempos aquellos!!...

    Mucho han cambiado las cosas ¿verdad?.

    Me gusta mucho como escribes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. El buen señor tenía una mente calenturienta.
    Eran otros tiempos...hoy le habrían mandado muy lejos si se atreviese a llamar la atención a un grupo de jóvenes.
    Claro que la educación también tiene que decir bastante en esos casos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Gracias querido Manolo
    por venir a tomar el té conmigo y por tus lindas palabras, estoy muy feliz de compartir todo lo bello de la amistad a través de las letras. Nos enriquece mutuamente.

    Un beso grande.

    Pd eres muy personal para contar tu vida. Te felicito.

    ResponderEliminar
  20. El culpable fue sin duda el que interpretó mal la cancioncilla. En la letra nos decíais nada de nada, pero el hombre, que tenía la mente calenturienta, pensó en lo que no debía y resulta que os echó el muerto encima, ¡el muy desvergonzado! Oye, Manolo, tuvistes mucha suerte de quedarte en Sevilla, ¿eh? A la mayoría les mandaban a Ceuta o Melilla. A mi padre le tocó en Oviedo y se lo pasó de miedo subiendo a Sanjta María del Naranco y comiendo huevos duros y sidrina.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Pues vaya con el señor cascarrabias y sin sentido del humor.......Saludos

    ResponderEliminar
  22. Ja, ja, Manolo. si al fin y al cabo. Era inocente.
    En una excursión que fuimos en autor cantábamos. "Cubanito, soy, señore,Cubanito muy formal más vale ser cubanito que guardia municipal.
    En la Pza.Cataluña se han caido cinco duros no te agaches a cogerlos pues te van a ver el cu...banito soy señores, cubanito muy formal, más vale ser cubanito que guardia municipal.".
    Nos la dejaron cantar y esto que aún vivía y gobernaba aquel señor de Galicia.
    Un abrazo y que viva el buen humor, Montserrat

    ResponderEliminar