16 enero 2014

VIVENCIAS DE MANOLO

       
LO QUE NO ME OCURRA A MI.........


    Y aseguro, que lo que narro es verdadero. 
                     Que me ocurrió a  mi.


Sería muy raro que alguno de ustedes lo haya tenido.
De lo que me alegro que así sea.


Yo lo tendré mientras viva, según me dijeron.


Lo podré transmitir a otra persona, solo si me comen. Si, si. No es broma.  Es la única forma de contagiarlo.


Fue una serie de sucesos, que se encadenaron, para al final propiciar este desenlace.
El 23 F me cogió en Badajoz, en cuanto me enteré de lo de Tejero, lo primero que hice, fue cambiar mi coche de sitio, ya que lo tenía aparcado frente a la Jefatura Militar de Badajoz, luego me fui al Hotel.
Allí con otros compañeros, decidimos quedarnos esa noche y esperar a la mañana siguiente, para irnos a casa.
Ya de camino para Sevilla, paré en Montijo, un pueblo de Badajoz, que tiene fama de Jamones y Chacina.
Entre las varias cosas que compré fue un chorizo para la comida, además de otras cosas.
                                        


Pues ese era el que estaba infestado de TRIQUINOSIS.


Mi Familia lo comió en los guisos, pero yo me corté unas rodajas, para acompañar a un vino que estaba tomando y así crudo ME CONTAGIÉ.


Que malo estuve, En el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, nos pusieron un Ala del Hospital solo para los que nos contagiamos, que éramos muchos.
Y DABA GLORIA VER A TANTOS ENFERMOS,  Con sus buenos colores en la mejilla,  y en su mayoría sobrados de peso.


Pues se notaba que éramos amantes de la buena mesa.


 Pero bueno, aquello pasó y quedó en anécdota.


Solo nos queda esos "bichitos"  que tenemos enquistado en los músculos como si fueran perdigones ovalados.
Esto se aprecia, cuando nos hacen radiografías.  Pero no lo notamos.


                        SI, SON LAS COSAS QUE LE PASAN A


                                                            manolo

48 comentarios:

  1. ¡Ay! Manolo, lo que tu dices te pasan cosas que solo te pasan a ti, y que tal y como las cuentas hacen gracia, espero que no duelan jeje. Esto debe ser como lo del "anisakis" que también se queda dentro, y que no se que tal se llevarían las dos. Luego a lo mejor nuestra amiga Airblue nos lo aclara. Un abrazo y por si viene ella le dejo otro

    ResponderEliminar
  2. Vaya, lo siento. Qué mala suerte.

    ResponderEliminar
  3. Lo tuyo no tiene nombre, Manolo.
    Si te pierdes en la selva y te comen los salvajes, por lo menos te habrás vengado. Le habrás contagiado a todos la triquinosis.
    Jajaja...

    ResponderEliminar
  4. Ay, Manolo, es verdad que te pasan las cosas más extrañas, aunque ... Bueno, yo recuerdo que, cuando era obligatorio llevar al veterinario una muestra del cerdo que se criaba y mataba en casa, cuando lo llevaban ya tenían medio animal comido !! ... pero un chorizo que se vende yo creo que merece un castigo.

    ResponderEliminar
  5. Desde luego amigo Manolo.
    Con lo que a ti te ha ocurrido y te ocurre, puedes escribir un libro.
    Eres un pozo lleno de experiencias de esta Vida que te ha tocado vivir, sigue adelante el camino y ya nos iras contando.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  6. Hola Manolo, vaya con lo que te ocurrió, yo pensaba que te pararían los militares y te quitarían el chorizo pensando que era otra cosa jeje, lo que no sabia que los "bichitos" no desaparecian y se quedaban en el cuerpo, pensaba que con un tratamiento desaparecian y listo, pero bueno lo importante es que estas bien y disfrutando de todo, cuidate mucho:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pues menos mal que quedó ahí la cosa.

    ResponderEliminar
  8. Pues menos mal que nos avisas Manolo así tendremos cuidado en no comerte:-)) En una ocasión nos comimos un jabalí sin pasar por veterinario ( una anécdota que contaré algún día) y no nos pasó nada, pero claro fuimos unos irresponsables. Te estoy escribiendo desde la habitación del hospital donde estoy de "enfermera jefe" día y noche desde el día 9 cuidando a mi marido así que te envío un saludo hospitalario pero muy cordial.

    ResponderEliminar
  9. No se como no has aborrecido la chacina para toda la vida. No me explico como esto pasó con los controles sanitarios que hay.

    Menos mal que lograste recuperarte.

    Besos
    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Pues menos mal que no se notan.... con el paso del tiempom, claro. Seguro que el 23 F no se te olvidará en la vida, y no sólo por el golpe de estado que protagonizó un guardia civil con bigote y tricornio, sino por lo malito que estuviste. Algunos pensarían entonces que habías celebrado el golpe con un buen jamón y un buen vino, y de ahí la infección.
    Un besote

    ResponderEliminar
  11. Hola Manolo
    Increíble anécdota como todas las tuyas. Qué no te ha pasado amigo!!!
    Tienes que escribir una autobiografía.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  12. Con lo bueno que está el chorizo !!
    Son cosas que con la distancia las miras con cariño.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Si es que no se pueden comer las cosas crudas, jajajaja.

    Besos mil Manolo!

    ResponderEliminar
  14. No te libras de ná hijo, com lo bueno que está el chirizo :))
    Buenas noches.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Pero Manolo si la triquinosis casi está erradicada, bueno.... solía pasar cuando en los pueblos se hacían embutidos caseros y no se cocía bien la carne, que además tiene que llevar el bichito que es un nematodo o gusanito que se incrusta en los músculos de animales como el cerdo o el jabalí. Pero con el tiempo las secuelas llegan a desaparecer, no sé qué te dirían entonces. El 23 F tú comprando chorizo con Triquina y yo en vela porque sabes que por aquel entonces mi padre era el gobernador de Albacete y tenía una encima de órdago.
    Ester habla del anisakis, no es lo mismo, este parásito se encuentra en las vísceras del pescado, digamos que es innato y solo da síntomas si produce alergia y se come crudo. El pescado hay que congelarlo o cocerlo bien para evitar problemas con el anisakis. En Japón por ejemplo que comen pescado crudo, tienen que llevar un control muy minucioso.
    De todas las formas, Manolo, si aquel chorizo tenía marchamo, deberías de haberlo denunciado.
    Un abrazo hijo mío y el tema es para no olvidarlo.

    ResponderEliminar
  16. Vaya¡ , espero que te encuentres bien.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Manolo, en ningun momento quiero que te moleste lo que a continuacion digo.
    Es normal que pasen cosas, igual que me pasan mi, piensa que tu puedes con eso y mas, mi marido me llama mujer de acero tambien, porque dice no es psible que te pase de todo, y encima lo llevas con humor, como tu.
    Bueno lo siento, de verdad. un abrazo
    AHHHHHH el blog de mis cosas esta en la UVI no te acerques te espero en cosasdemariajesus

    ResponderEliminar
  18. O sea D. Manuel, ¿que solo se infectaran los que te coman? !pues que se jo.. los gusanos¡
    Un abrazo y a por mas historias.

    ResponderEliminar
  19. Ya dice el refran que pobre del bicho que entra en el cuerpo de otro bicho,Jajaja.
    Que duro eres,manolo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Vaya mala suerte. Ya había oído yo de hablas de esos "bichitos". Pero bien está lo que bien acaba. Creo que aprendiste la lección.
    Un abrazo y buen finde

    ResponderEliminar
  21. Anda qué.... ¿y no fuiste al que te vendió el jamón?, porque vaya tela Manolo. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amigo.

    ResponderEliminar
  22. Vaya tela manolo..te han quedado ganas de comer mas chorizo?.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Al comenzar a leer tu relato me ha entrado la risa por la gracia que tienes contándolo, después ya vi que había tenido consecuencias he sentido que lo debiste pasar mal en su momento. Supongo que cruz uy raya al chorizo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Pues vaya con el dichoso choricito.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  25. Pues sí que fue mala suerte!!.

    Tienes una vida llena de anécdotas realmente inolvidables.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. UM FINAL DE SEMANA
    NA PAZ E NA LUZ DE JESUS.
    VAMOS LUTAR POR UM MUNDO
    MELHOR NEM QUE SEJA EU E VOCÊ.
    QUERO QUE SAIBA VOCÊ FOI
    E É IMPORTANTE DEMAIS PARA MIM.
    CARINHOSAMENTE ,EVANIR.

    ResponderEliminar
  27. Muy rico los chorizos....pero que vengan con visitas non gratas dentro de él ....si que te fastidiaron ..
    Relato simpático ...pero la escapada mejor
    Un fuerte abrazo , Manolo

    ResponderEliminar
  28. Hay amigo Manolo de aqui en adelante cada vez que me coma un trozo de choricito "que me encanta" me acordaré de ti.
    Bueno por lo menos todo
    quedo en un susto y estan quietesitos.
    Siempre que vengo a visitarte me encuentro con escritos que me hacen pasar un buen rato.
    Un fuerte abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  29. Bueno la verdad es que fue mala suerte te podrias haber puesto morao y que no pasase nada pero..... jejeje
    un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  30. Recuerdo aquella noche, creo que todos salimos pitando de donde estabamos, al menos yo.
    Lo del chorizo muy bueno, mira que infectarte con él, tenía que estar riquisimo, la historia me ha gustado, muy simpática, como siempre, y más contada por ti que lo haces de maravilla, gracías por distraernos.
    Un abrazo, te deseo una feliz semana. con tus historias.

    ResponderEliminar
  31. Certo che ti è toccata bella. Io invece, in questo momento, ho un "Zona" (fuoco di Sant'Antonio) che mi obbliga a casa. Non ne posso più. Manolo, se hai il tempo, passa da me perché ti ho dedicato un post con tanto di link. Tanti cari saluti.

    ResponderEliminar


  32. Compartir la vida nos hace más felices,
    compartir la alegría incrementa nuestra felicidad,
    compartir nuestras lagrimas libera nuestros sentimientos de un gran peso,
    compartir nuestros sueños nos brinda más posibilidades de alcanzarlos,
    compartir con los demás nos abre un mundo de posibilidades incalculables...
    Como incalculables son los aventajados latidos de las emociones,
    que diligentes parten a reunirse con las vivencias y rimas que tu intelecto
    ha expuesto para ennoblecer el espíritu de quienes las estamos leyendo.

    ¡Te deseo que disfrutes del comienzo de una maravillosa semana!

    Un abrazo besando las brisas
    Y un beso abrazando las sonrisas.

    Atte.
    María Del Carmen







    ResponderEliminar
  33. Bueno, pues eso que dices será si te comen crudo, jejeje...
    Pasado el mal trago aquel, hoy lo recuerdas como anécdota.
    Un abrazo Manolo.

    ResponderEliminar


  34. Debajo del mismo cielo y el mismo sol
    transitan cada día nuestros sentimientos,
    por un puente construido con amor y ternura
    que nos une de corazón a corazón…
    Un hermoso puente llamado amistad.

    Gracias por acompañarme siempre
    con la magia y el silencio de las palabras.

    Un abrazo y feliz fin de semana
    con una sonrisa en las pupilas de la ilusión.

    Atte.
    María Del Carmen





    ResponderEliminar
  35. Hola Manolo, pues ya es tener mala pata, pero mira el lado positivo, lo disfrutaste con ese vinito con que lo acompañaste.
    Que pases un buen fin de semana.
    Un gran abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  36. Desde luego lo tuyo es para escribir un libro!.
    Menos mal que quedó en susto.
    Feliz fin de semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Por aquí pasaba de nuevo Manolo, así que te dejo mi saludo y deseos de un buen fin de semana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Por lo serio que lo cuentas, pero si no, me creería que lo habías imaginado, además unido a esa nefasta fecha del 23 F. Pensaba que la triquinosis estaba erradicada.
    Mi cariñoso abrazo Manolo

    ResponderEliminar
  39. SALUDOS.....
    BUEN TRABAJO EN EL BLOG.... CONTINUA DE ESTA FORMA Y PODRÁS AUMENTAR TUS LECTORES Y SEGUIDORES...
    NO OLVIDES VISITAR CONTINUAMENTE NUESTRO BLOG
    GUARIDA DEL INGENIERO
    http://guaridadelingeniero.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  40. Eso que te ha pasado a ti, le puede suceder a cualquiera, pero en tu persona, puede formar parte de tus vivencias y como lo cuentas de esa manera, nos robas una sonrisa.
    Pero a mí no me parece nada chistoso, al contrario, es para alarmarse, ya que tú no has tenido ninguna culpa, recordemos que la mayoría de los embutidos los solemos comer sin cocinarlos previamente.
    Un toque de atención había que darle a esa empresa que los elaboró por no haber cumplido el reglamento que exige sanidad, si hubiesen llamado a un veterinario para que analizase al entraña del cerdo, no hubiese pasado nada, se desecharía todo el animal y asunto concluìdo.
    Te deseo una feliz semana.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  41. vENÍA A VER TUS ÓLEOS Y ME ENCONTRÉ CON TUS ANÉCDOTAS DE BUEN DEGUSTADOR QUE AÚN PUEDE CONTARLO Y POR LO QUE ME ALEGRO MUCHO.
    uN ABRAZO
    André
    aNDRÉ

    ResponderEliminar
  42. ¡ Ayyyy Manolo lo que no te pase a tiiii ! ajajajaja ,menos mal que lo bueno es que puedes contarlo ¡ anda que pasarte eso el mismo 23F ! . Me encanta como nos cuentas las cosas, Manolo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  43. Hola Manolo, sorprendente anécdota. Lo principal que lograste recuperarte.
    Un beso

    ResponderEliminar
  44. Tus rincones de Sevilla han desaparecido...Serán tan buenos que te los han robaoooo...Espero que los encuentres:))))
    Vuelve a publicarlos.
    Buen finde.
    Un beso

    ResponderEliminar
  45. A estas alturas, pasado el tiempo se puede uno reír que de eso se trata, pero el mal trago (nunca mejor dicho) que pasasteis fue malísimo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Lo que es la vida, huyendo de un golpista te diste de golpe con un chorizo y encima extremeño, de mi tierra. Menos mal que todo quedó en un susto.

    Llegué a tu blog esperando visitar una exposición de cuadros con rincones de la bella ciudad sevillana y me encuentro con esta curiosa anécdota que tampoco está mal para pasar el rato.

    Un placer pasar por aquí.

    Y un cordial saludo desde Cáceres.

    ResponderEliminar
  47. Manolo en mi blog sale que has actualizado con "Rincones de Sevilla" pero al clicar en tu blog me sale esta entrada que ya conocía. Saludos

    ResponderEliminar
  48. Que fuerte!!!. Si es que no hay nada mejor que ser vegetariano. Lo importante Manolo es que lo puedes contar y no fue más, claro que cuando vea un chorizo me acordaré de ti.

    No creo que lo olvides nunca, entre el susto de Tejero y el chorizo al final te dieron el gatillazo.

    Me has hecho reír.
    Un abrazo

    ResponderEliminar